Saltear al contenido principal

Estacionamiento de autocaravanas en Santander

En junio de 2009 la Federación Española de Asociaciones Autocaravanistas (FEAA) fue convocada, junto a otras asociaciones de usuarios, a una reunión en el ayuntamiento de Santander en la que se trató, por iniciativa del propio ayuntamiento, de la modificación del artículo 22.4 de la Ordenanza de Circulación que prohíbe el estacionamiento de autocaravanas en todo el término municipal.

En esta reunión, la FEAA pudo manifestar su opinión sobre la ilegalidad de la OOMM y transmitir al concejal de seguridad y al jefe de la policía municipal la indignación de los clubes y asociaciones autocaravanistas federados por el trato agresivo y discriminatorio que los autocaravanistas reciben en esa ciudad, informando además, de la imagen que proyecta internacionalmente como una población hostil al turismo en autocaravana.

Dos años más tarde el texto discriminatorio para los autocaravanistas sigue sin modificarse a pesar del compromiso adquirido ante las asociaciones convocadas a la reunión.

En este período de tiempo el ayuntamiento ha destinado una zona alejada del centro, en un polígono municipal, como lugar de estacionamiento de autocaravanas en el que plantea construir un punto para el tratamiento ecológico de residuos.

Con este motivo la Federación se ha dirigido al ayuntamiento de Santander, el 12 de mayo pasado, recordándole la falta de cumplimiento de su compromiso e instando a que en el plazo más breve posible elimine de las OOMM la prohibición de estacionamiento de las autocaravanas.

Con respecto a la zona de estacionamiento autorizado la FEAA ha comunicado al ayuntamiento que es una medida que no sustituye a la supresión de la prohibición de estacionamiento.

Debemos aceptar que las áreas de acogida para autocaravanas sean la base de la regulación de la pernocta (pero no del estacionamiento regulado por la normativa de Seguridad Vial) en los ayuntamientos que opten por esta modalidad, estableciendo la forma y el lugar, siempre que éste disponga de unas condiciones mínimas de seguridad, salubridad y calidad de los servicios, acordados con las Asociaciones más representativas del sector autocaravanista.