Saltear al contenido principal

Comunicado sobre la OM de O Grove

El anuncio de la iniciativa de Ac-Ga, asociación adherida a la Federación Española de Asociaciones Autocaravanistas (FEAA), en un foro; el posterior debate público, suscitado por el anuncio,  instando a la FEAA a apoyar la iniciativa y el comunicado de la propia asociación Ac-Ga en el que de forma destacada informa que la decisión “no se ha sometido a criterio de la FEAA”, “…que no ha recibido comunicación alguna, colaboración u ofrecimiento de colaboración de federación o asociación autocaravanista, entidad o empresa alguna…”, “que no se ha suscitado debate alguno, entre FEAA y Ac-Ga o entre cualquier asociación y Ac-Ga…” y “…porque nadie lo ha propuesto o se ha puesto en contacto con esta asociación a fin de proponerlo”.

Estas circunstancias obligan a la JD a emitir el comunicado adjunto en el que se informa a los afiliados a los clubes y asociaciones federadas  y autocaravanistas en general de las circunstancias que concurren en esta iniciativa y que afectan de forma involuntaria a esta federación.

A pesar de lo indicado anteriormente, la JD, asesorada legalmente, ha realizado un estudio de viabilidad de dicho contencioso llegando a la conclusión de que es prácticamente imposible  obtener la impugnación de la Ordenanza Municipal de O Grove por este medio.

Una Ordenanza Municipal que prohíbe la acampada como la “instalación estable” de diferentes medios entre ellos las autocaravanas, pero que no prohíbe explícitamente el estacionamiento de las mismas.

La JD pone de manifiesto que ha interpuesto ya en dos ocasiones recursos contenciosos contra la aprobación de diferente normativa que ha considerado lesiva para los intereses autocaravanistas. Sin embargo, ha considerado siempre con rigor las posibilidades, objetivos y  riesgos de las iniciativas que ha llevado a cabo. En el caso de O Grove, se trata de un ayuntamiento que ha aprobado unas OM que lo único que plantean es el riesgo de una interpretación lesiva posterior del estacionamiento habitado o pernocta cuya aplicación puede ser recurrida en su caso y cuya posibilidad de conseguir su impugnación por medio del recurso contencioso es prácticamente nula.

La JD ha considerado también las circunstancias que concurren después de analizar varias sentencias de diferentes Salas de lo Contencioso; de estar a la espera de un recurso de Casación ante el Tribunal Supremo de Justicia y de la resolución de dos contenciosos pendientes. Circunstancias que aconsejan en este momento prudencia y una revisión de la estrategia legal en su conjunto, basada en la ya amplia experiencia, y a cuya jurisprudencia no le va a beneficiar precisamente una nueva sentencia denegatoria que con pocas dudas se va a producir en el caso de O Grove.

La federación ha considerado siempre que la defensa de los intereses autocaravanistas no obliga a un apoyo ciego e irreflexivo de cualquier iniciativa por muy bien intencionada que sea y mucho menos cuando se actúa en representación de un colectivo.

La conclusión a que ha llegado la JD en este caso es que los riegos superan con creces los posibles beneficios, por lo tanto, ha declinado participar en la responsabilidad de una iniciativa en la que, por otra parte, no ha tenido ninguna oportunidad de participar en la decisión de iniciarla.